Pero hay algo que para mi es imprescindible…AGRADECER…

Sí, ya se que algunos pensareis que eso de algún modo ya lo estas haciendo al desear a los demás lo mejor y al demostrar vuestro afecto.. pero agradecer tiene una intención y una consciencia más allá...

Agradecer nos conecta con valorar cada cosa que tenemos, que nos sucede o que recibimos. Ser consciente, estar atentos, conectados con el ahora y con lo efímero y milagroso que es la existencia…

Nos ayuda a enfocarnos en lo que sí tenemos ( y damos por algo normal y por hecho), a reconocer la fortuna y a ver lo positivo que han tenido las dificultades para favorecidos en nuestro crecimiento…

Cuando agradeces empiezas a ver con mayor claridad lo que sí tienes y dejas de enfocarte en lo que NO tienes.

Por eso dejemos de quejarnos y pongamos nuestra atención en todo aquello que tenemos y agradezcamos estar vivos y tener una nueva oportunidad de disfrutar, de ser y estar.

Cuando pones tu atención en agradecer todo lo que te rodea, la vida te sonríe y la felicidad te posee, las penas desaparecen y las posibilidades aparecen.

Agradecer hace que tu atención se enfoque en la oportunidad, en cada ocasión que aparece en tu vida, y en cada persona que te rodea y conoces.

No es que las personas felices sean agradecidas, es que ser agradecido te hace una persona feliz.

Reconocer las cosas bellas, y que sin oscuridad no hay luz… es agradecer a la vida que hoy es posible y que sin una cosa no existe la otra…

Por eso ahora en Navidad y siempre…… sé agradecido simplemente por estar…simplemente por ser….. existes, luego es posible… sé agradeceido..

Gracias